Lineas de Investigación

Pensamiento Ético, Político y Jurídico de Santo Tomás

En el  desarrollo de esta línea se pretende realizar un análisis integral y práctico sobre el impacto en la Filosofía del Derecho Contemporáneo del Pensamiento Filosófico, Jurídico y Político de Santo Tomás de Aquino.

La justificación de la línea gira en torno a tres ideas principales: a.) Institucional: la cosmovisión tomista es la orientadora del humanismo de la universidad; b.) Actualidad del pensamiento tomista: el tomismo como filosofía clásica, tiene suficiente aptitud para entrar en diálogo con las formas de pensar contemporáneas, máxime cuando la más reciente filosofía del derecho ha rescatado temáticas elaboradas por el pensamiento tomista (fin del poder político, la legitimidad de la ley, la justicia, el bien común, etc.); c.) Necesidad de recuperar ese pensamiento en Colombia: la Universidad Santo Tomás, coherente con su propia tradición humanista desde su fundación, debe hacer operante su propio modo de filosofar para comprender el curso de nuestra historia nacional y ofrecer alternativas de solución a sus grandes problemas.

Derecho y Sociedad

Uno de los desafíos actuales de las investigaciones socio-jurídicas es conocer la incidencia del Derecho en las relaciones sociales. El Derecho permite coordinar y armonizar los derechos de las personas, con miras a lograr la convivencia social, impidiendo resolver los desacuerdos o conflictos por la vía de la fuerza bruta, pues el derecho, teóricamente, se fundamenta en la razón humana y tiene como objeto la justicia.

En este contexto, el tema central de esta línea de investigación lo constituye los derechos fundamentales, como una de las exigencias más importantes en la cultura jurídica y política actual. Por lo tanto, la temática relacionada con dichos derechos, constituye la mayor preocupación del ciudadano y de los científicos sociales y filósofos que se dedican al estudio del hombre, del Estado, de la democracia y del derecho.

Por otra parte, el pluralismo jurídico, las distintas formas de concebir y realizar el Derecho, es otro de los temas ejes de la línea que es motivo de investigación a través del marco del reconocimiento constitucional de los derechos fundamentales. Una de las ventajas de esta línea es que permite desarrollar investigaciones de carácter inter y  transdisciplinario, al ser objeto de análisis aspectos históricos, filosóficos, jurídicos, sociológicos y económicos.

Otro tema de la línea es el estudio interdisciplinario de las relaciones entre el Derecho y la Justicia. Constatamos que la vida en democracia plantea severos problemas de convivencia entre muy diferentes grupos sociales que componen la población de un Estado. Estos grupos actúan de manera acorde con sus parámetros de justicia subjetiva, que muchas veces se contraponen y chocan gravemente con los parámetros de los sectores vecinos.

Todo individuo actúa con conciencia de pertenencia a los valores del sector al que se encuentra integrado. Y es aquí, donde las investigaciones permitirán conocer si el Estado, en su función de garante del bien común y ejerciendo sus funciones legislativa, judicial y ejecutiva que le competen, logra armonizar tales diferencias. Los investigadores podrán ofrecer entonces recomendaciones para que el Derecho se adapte a los constantes cambios que se producen en la sociedad dentro de la perspectiva de armonización de intereses contrapuestos.

En este sentido, el Derecho puede ser factor de estimulación de los cambios sociales, sí se plantea como objetivo de sus regulaciones lograr una justicia material para el mayor número de grupos sociales y de personas dentro de un proyecto de construcción constante de la democracia.

La pertinencia y actualidad de la investigación en esta línea se refleja en la situación de crisis que afronta el país, la cual trae como consecuencia que tanto en el ámbito interno como en el internacional la academia y la sociedad en general, se cuestionen seriamente sobre la efectividad de los derechos de la persona, la justicia y, en general, sus instrumentos de protección, lo cual hace inaplazable el estudio de esta problemática desde la perspectiva de la academia y el derecho.

Derecho Penal y Realidad

Independientemente de las arduas discusiones sobre el significado de las normas penales y el alcance de su capacidad para regular conductas, es fácil constatar que los procesos legislativos suelen responder de manera preferente a percepciones individuales, prejuicios e hipótesis que se formulan sobre casos individuales o experiencias personales acumuladas.

Si bien no sería científicamente válido descartar las experiencias individuales o la integración de varias experiencias compartidas por “expertos” como fuentes de conocimiento, que a su vez condicionan los procesos legislativos, como suele ocurrir, en todo caso sería siempre mejor contar con soportes empíricos de mayor alcance y envergadura que permitan niveles más altos de generalización de hipótesis confirmadas, descarte las infirmadas y verificación de las experiencias de los conocedores que trasciendan realmente los casos individuales. Se requeriría, igualmente, el control sobre las fuentes de los procesos legislativos, lo mismo que el seguimiento de los resultados de estos procesos en función de los objetivos previstos.

La investigación criminológica en la facultad permite, a través de las fuentes de información relevante y su seguimiento sistemático, formular hipótesis, confirmarlas o informarlas. El objetivo general es crear un grupo de observación permanente de datos y análisis de los procesos normativos en el campo penal y de sus implicaciones concretas, con el fin de mantener un seguimiento constante de su evolución e impacto social. De esta manera, se logrará verificar, con vocación de extracción de conclusiones generales, el efecto real que produce una modificación legislativa de naturaleza penal o procedimental penal.

Estado, Derecho y Economía

Esta línea de investigación abarca las distintas relaciones entre el Derecho Estatal  y la economía, en las cuales el Estado, interviene bajo el supuesto de ser un ente político soberano, dotado de jus imperii sobre la sociedad. De las relaciones Derecho-Estado nacen, entre otros, el derecho político, administrativo, constitucional, social y fiscal, lo mismo que el hoy denominado derecho económico, que surgió a principios del siglo pasado bajo la influencia de las constituciones de Querétaro en México y Weimar en Alemania.

Para referirnos al derecho público en nuestros días, es necesario tener en cuenta tres grandes acontecimientos históricos:

La Declaración de Independencia de Estados Unidos de Norteamérica, que culminó con la expedición de la constitución angloamericana, que introdujo los conceptos que caracterizan al Estado como poder político democrático: separación de las ramas del poder, el principio de legalidad de la actuación administrativa y el carácter representativo y electivo de los gobernantes.

La Revolución Francesa, que instauró y difundió la ideología de los derechos humanos, y que constituiría el elemento sine qua non de la demarcación moderna del nuevo sistema de derecho público.

Por último, los movimientos independistas, por un lado en la Península Ibérica contra los franceses y de otro, el de las Colonias Iberoamericanas contra la Monarquía Española que dieron nacimiento a las Repúblicas Latinoamericanas, así como la expansión de las ideas liberales y democráticas a otros lugares del mundo distintos a aquellos en donde tales ideas tuvieron  origen.

El Derecho Público en Colombia, a partir de sus nueve constituciones nacionales, se ha movido entre las influencias del iuspublicismo norteamericano y el francés, produciendo una mixtura, en la que el sistema presidencial del primero se acompaña del modelo administrativo francés y de sus conceptualizaciones jurisprudenciales producidas por el Consejo de Estado de esta última nación.

Por su parte, la Constitución del 1991, entroncó el desarrollo de nuestro derecho público en la corriente contemporánea del constitucionalismo hispano-germánico (carácter normativo de la constitución, protección efectiva de los derechos fundamentales y el nuevo “rol” de la justicia constitucional).

De este sucinto recuento se desprende la complejidad pero a su vez la importancia que comporta la investigación jurídica en este campo, máxime si se tiene en cuenta la función que esta rama del derecho cumple en la construcción del denominado Estado-Nación, a partir del establecimiento de las normas mínimas de la convivencia social.

La línea responde a la misión institucional de la universidad, que busca promover una formación integral, mediante acciones y procesos de investigación y de proyección social, con el objeto de interpretar la realidad socio-jurídica del país y de su entorno internacional, con el fin de intervenir responsablemente en la solución de problemas y en la evolución de sus instituciones, atendiendo así los retos y desafíos del mundo globalizado, apoyándose permanentemente en el pensamiento ético y filosófico de Santo Tomás.

Recursos Académicos

Redes sociales

  

Sedes y Seccionales